De la Parroquia S.Juan de Ribera, S.Juan Bosco y S.Juan XXIII de Alcoy

Por equipo de redacción Salesianos Alcoy

Este domingo estamos de fiesta. Se ha producido un hecho muy importante en nuestra parroquia San Juan de Ribera, San Juan Bosco y San Juan XXIII. La de toma de posesión de nuestro nuevo párroco Pablo Gómez. Hacia las 13 horas, toda la feligresía, familiares, amigos y hermanos de la comunidad salesiana, le esperaban en el interior del templo.

El nuevo párroco llegaba puntual de la mano de su madre y acompañado por el vicario episcopal Juan Melchor Seguí y por el arcipreste de Alcoy José Juan Crespo. D. Juan Melchor presididió la celebración. Una vez allí, fue recibido por el consejo pastoral y los sacerdotes concelebrantes. Después de las primeras presentaciones, se le hizo entrega de la llave de la puerta del tempo y se le ofrec el agua bendita, con la que el nuevo párroco asper a los presentes mientras el coro parroquial cantaba a pleno pulmón un canto precioso. El nuevo párroco entró a templo a la vez que saludaba a los feligreses.  

Posteriormente se procedió a la lectura pública del documento oficial de nombramiento del arzobispo de València. Acto después, se realizó la profesión de fe y el juramento de fidelidad. El nuevo párroco mantuvo la mano derecha sobre los Evangelios en todo momento. Una vez terminadas las lecturas, el vicario espiscopal le entregó el Evangelio al nuevo párroco para que éste lo llevara al ambón para proclamarlo. Un gran momento de silencio y solemnidad envolvió a todos presentes mientras Pablo proclamaba el Evangelio.

Tras renovar las promesas de su ordenación sacerdotal, el nuevo párroco tomó posesión de los lugares donde ejercerá su ministerio pastoral. En primer lugar la Pila bautismal. En una procesión, precedida por el incensario y la cruz parroquial, el nuevo párroco se dirigió a la pila bautismal para santiguarse -es un signo que demuestra que, en ese lugar, serán incorporados a la Iglesia los nuevos miembros de la comunidad-.Seguidamente el nuevo párroco se sit en el confesionario unos instante. A continuación la procesión contin hasta la capilla parroquial para visitar el Sagrario. Allí, el párroco adoró la presencia eucarística y abr e inciensó el Sacramento. El último lugar visitado por la procesión fue la sede, lugar en el que el sacerdote presidirá las celebraciones, para recibir la ovación del público.

Por último, Pablo, una vez tomada posesión, dirig unas primeras palabras de saludo a su parroquia en las que quiso recordar a sus familiares, a sus hermanos salesianos, a la feligresía que le acoge y, por supuesto, a párroco anterior Rafa Colomer al que recordó emocionado.

El actó finalizó con un pequeño aperitivo en los locales del centro juvenil Pinardi.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies