Buscad a Cristo y encontraréis el camino de la felicidad. Vivid en y con Cristo y todo os irá mucho mejor.

Por Redacción Salesianos Alcoy

En plena canícula estival, nos recibe una calurosa tarde del domingo 5 de agosto, Rafa Colomer, párroco de San Juan de Ribera, San Juan Bosco y San Juan XXIII, en el despacho parroquial. Entrevista distendida y muy entretenida.

¿Cuál ha sido tu experiencia en este curso en Salesianos Alcoy?

Distingo, como dicen los filósofos. Físicamente, me he encontrado entre jardines y barrancos, entre luz y oscuridad, es decir, con fuertes altibajos, debido a una enfermedad que me dejó un poco noqueado. Pero ahora, me encuentro totalmente restablecido y “revolucionado” desde Dios.

  Pastoralmente, como párroco muy contento, por las magníficas celebraciones de la primera comunión, del sacramento de la confirmación, de las Eucaristías dominicales, Muy satisfecho por la acción pastoral de un grupo de laicos como equipo evangelizador, que han animado el método de evangelización Alpha durante este año, engendrando un grupo de feligreses, que desean formar una comunidad cristiana coherente, con una vivencia semanal de Jesús  y con un impulso del Espíritu Santo.

Muy contento por el equipo de Cáritas, competente, activo, eficiente. Gozoso, por la serie de grupos de formación humano cristiana, surgidos de entre las familias de los niños/as de iniciación cristiana. Ademas, por el creciente sentido de comunidad en bastantes parroquianos, en donde se nota más fraternidad, más amor.

Pero como párroco, también estoy lleno de interrogantes: ¿para qué tantos niños/as en las Eucaristías  semanales, en las participadas celebraciones de mayo, para que después sólo acudan “de tant en tant” como dicen los catalanes. ¿Para qué la confirmación, si desaparecen enseguida los jóvenes? El “negocio” no funciona y hay que buscar soluciones radicales.

2.- ¿Qué esperas a partir  de ahora?

Prioritariamente  evangelizar. Buscar e introducir nuevos métodos de evangelización, siguendo la exhortación  apostólica del Papa “Evangelii gaudium”. Afirma en el nº3: “Invito a cada cristiano, en cualquier lugar y situación en que se encuentre, a renovar ahora mismo, su encuentro personal con Jesucristo, o al menos, tomar la decisión, de dejarse encontrar por Él, de intentarlo cada día sin descanso”. Espero igualmente, potenciar la formación en la fe de las familias del la parroquia y de los Colegios que traen a sus niños/as a la catequesis.

El cambio es urgente. Otra meta será llevar cumplir con el objetivo inspectorial: “Primero, los últimos” . Igualmente trataré  de continuar impulsando la conciencia, de que entre todos hemos de construir la torreta campanario, diseñada en los primeros planos de la parroquia del año 1970, que ahora se pretende construir con la colaboración de todos y los permisos necesarios.

3.- Un mensaje a los jóvenes de Alcoy.

Buscad a Cristo y encontraréis el camino de la felicidad. Vivid en y con Cristo y todo os irá mucho mejor, seréis más felices. Enamoraos de Cristo y lograréis hacer felices a los demás, comprometiéndoos a fondo por los más necesitados. “Sin Cristo no podéis hacer nada.” Por eso, he escrito una circular a jóvenes de 18 años en adelante, para formar una comunidad cristiana al estilo de las primeras comunidades de Jerusalén,  con una vivencia de amor, con una unidad en la fe, con una evangelización a otros jóvenes. Invito desde estas líneas, a  intentar hacer una experiencia fuerte de Jesús (convivencia, Campobosco, cursillos de cristiandad, curso alpha) para convencerse  de que hoy se necesita vivir desde Cristo, con una vida interior profunda.

4.- A mis paisanos de Alcoy

Les diría algo parecido, pero con las palabras del Rector Mayor D.Angel Fernández Artime: “Dejaos conquistar por el Señor”, “El mundo necesita jóvenes (cristianos) llenos de esperanza y de fortaleza, con grandes ideales, capaces de darse a los demás y en busca de una profunda y verdadera  felicidad con Dios en sus corazones. Jóvenes que se sientan atraídos por el compromiso y que sean capaces de comprometerse y amar “hasta que duela”, como dijo en su día Madre Teresa de Calcuta, hoy santa”.

Además yo remarcaría la unidad. Que vivamos en comunión desde el Espíritu, viviendo con la conciencia de que formamos parte de un gran corazón, con una sola fe, un solo bautismo, un solo Dios y Padre formando la Iglesia en Alcoy. Que nos vean todos en unidad, dentro de la comunidad Arciprestal de Alcoy para dar esperanza, amor, felicidad a quien nos necesite, en especial a los jóvenes.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies