Por el doctor José Antonio García Donaire

Publicado en el boletín Injuve

Las enfermedades cardiovasculares (ECV) son actualmente la primera causa de morbilidad y muerte y de incapacidad parcial o completa en los países occidentales y está aumentando su prevalencia en todo el mundo. En la Unión Europea (UE) provoca más de 1.5 millones de muertes, siendo la primera causa de años de vida perdidos por enfermedad prematura.

Las ECV más comunes son la enfermedad coronaria (EC) y la enfermedad cerebrovascular, que son responsables de aproximadamente de un 48 % y un 25 % del total de muertes de origen cardiovascular. A pesar de que los factores de riesgo cardiovasculares (FRCV) son conocidos globalmente, el control de los mismos está lejos de ser el óptimo. Por lo tanto, la comunidad médica internacional y los sistemas de salud se enfrentan al reto de mejorar la prevención y el tratamiento de las ECV.

En las últimas 4 décadas se ha acumulado una gran evidencia que demuestra la relevancia de varios FRCV, en particular la hipertensión (HTA), la diabetes mellitus (DM), el tabaco y las cifras patológicas de colesterol sérico, como poderosos predictores a largo plazo de un aumento en la morbilidad y mortalidad cardiovascular.

Si quieres ver el documento entero pincha aquí

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies