​Exigen reducir la pobreza y las desigualdades

Por Fisat

En España, el número de personas en exclusión social es de 8,5 millones, el 18,4% de la poblaciónLa tasa de riesgo de pobreza y exclusión afecta a un 28,3 % de los niños y niñas en España, es decir, a 2,2 millones. La exclusión social en España es un fenómeno de carácter estructural en el que inciden factores como la precariedad laboral, que ha llevado a un aumento del porcentaje de trabajadores pobres y excluidos activos: el 12% de la población que está trabajando se encuentra en situación de exclusión social; o la dificultad del acceso a la vivienda: en los últimos dos años el alquiler ha subido un 30%.

Dos millones de personas viven con la incertidumbre de quedarse sin vivienda. La pobreza y la exclusión social afectan especialmente a las personas jóvenes, a los hogares con menores y a los monoparentales, produciéndose una juvenilización de la pobreza y la exclusión, con un claro empeoramiento de las personas jóvenes emancipadas. El 21% de todos los hogares con menores se encuentran en exclusión social. Todo ello con el agravante de la cronificación de la pobreza: los jóvenes en hogares excluidos tienen mayor probabilidad de crear hogares excluidos.

Las entidades que forman parte de la Coordinadora Estatal de Plataformas Sociales Salesianas: Asociación Valponasca, Federación Pinardi, Fundación Ángel Tomás-FISAT, Fundación Boscos, Fundación Don Bosco, Fundación JuanSoñador, Fundación María Auxiliadora, Fundación Mornese, Fundación Valsé y Salesians Sant Jordi, trabajan diariamente para hacer frente a estas desigualdades, acompañando a colectivos en situación o riesgo de exclusión social, siempre desde una mirada positiva hacia las personas con las que se trabaja, creyendo en sus posibilidades de cambio y de mejora, considerándolos sujetos activos de su propio proceso.

En la jornada internacional para la Erradicación de la Pobreza, las entidades sociales salesianas han elaborado un manifiesto para reclamar que se sitúe a las personas en el centro de las agendas políticas, fomentando el cumplimiento del primer Objetivo de Desarrollo Sostenible: poner fin a la pobreza en todas sus formas en todo el mundo y a las desigualdades que imperan en nuestra sociedad.

Las Plataformas Sociales Salesianas proponen instar al Gobierno y a las Administraciones públicas a adoptar una  serie de medidas orientadas a favorecer políticas activas de empleo, de vivienda, políticas sociales y de inclusión que den acceso a los recursos y necesidades básicas de todos los ciudadanos y ciudadanas y reduzcan la pobreza infantil; alcanzar un acuerdo de estado en materia de educación que dote de recursos y materiales necesarios para dar respuesta a las necesidades educativas especiales; garantizar la cobertura sanitaria universal y gratuita para todos y todas; la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres; y los derechos de las personas extranjeras. Actualmente, las plataformas sociales salesianas en España tienen en marcha 371 proyectos sociales; atienden a más de 50.000 personas y cuentan con 1.284 educadores y educadoras y con 1.421 personas voluntarias.

Respondiendo a la situación de pobreza que viven tantas personas, las Plataformas Sociales Salesianas han desarrollado servicios específicos para jóvenes, menores, mujeres y personas migrantes en riesgo de exclusión social. A través de diferentes programas y recursos de intervención se pretende igualar en oportunidades a los colectivos más desfavorecidos, mediante un proceso educativo integral, la capacitación, formación, la inserción sociolaboral y la sensibilización de la sociedad

Entre esos recursos caben destacar los socioeducativos como los centros de día, en los que se realiza una labor preventiva fundamental con menores y sus familias, que necesitan apoyo en su propio medio para reducir sus carencias, impulsar sus potencialidades, reforzar su autonomía y facilitar su inserción social.

También destacan las Escuelas de Segunda Oportunidad para combatir el fracaso escolar y el desempleo juvenil; una opción de inserción sociolaboral y de inserción integral en nuestra sociedad, a través de un modelo innovador y legitimado; vinculadas estrechamente con el sector empresarial y apoyado por las instituciones públicas.

Otro de los proyectos son los itinerarios de inserción sociolaboral para mejorar la empleabilidad, a través de la orientación, el acompañamiento individualizado, propuestas formativas, de habilidades sociales orientadas al empleo, y la adquisición de capacidades laborales a través de prácticas en empresas

En el manifiesto las plataformas sociales salesianas instan a la ciudadanía “a que se implique activamente en denunciar las injusticias sociales y en exigir a nuestros representantes políticos el compromiso por abordar, con coherencia y responsabilidad, todas las propuestas de este manifiesto, y a trabajar por una sociedad más justa e inclusiva”.

Galería de imágenes

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies