De la mano de José Luis Navarro (SDB)

Por equipo de redacción Salesianos Alcoy

En la tarde del pasado miércoles, 27 de marzo de 2019, los dos claustros de profesores de los colegios salesianos de Alcoy, tanto San Vicente Ferrer como Juan XXIII, se reunieron en la sala de actos de este último para formarse en acompañamiento juvenil.

José Luis Navarro, actual director de las obras salesianas de Ibi y Villena fue el encargado de transmitir e ilusionar a todos en esa tarea apasionante. Una exposición brillante, profunda, interesante, rica en matices y adornada con unos toques de buen humor hizo de la jornada formativa un momento muy rico para el aprendizaje de nuestros docentes.

Don Bosco fue un pastor educador que no se limitó a las actividades tradicionales (predicación, catecismo, confesiones y celebración eucarística), o al contacto ministerial personal con cada joven; crear un ambiente educativo bien regulado, rico en propuestas formativas y en relaciones humanas. Trataba de introducir en él a muchachos y jóvenes (preferiblemente adolescentes) a fin de “ganarlos” para Dios y después acompañarlos, paso a paso, en la formación cristiana de la propia personalidad, a través de un proceso educativo completo. En el Oratorio y en las demás obras educativas salesianas, el encuentro entre el formador y el joven se da dentro de una comunidad educativa pastoral compleja.

En este ambiente formativo global, el acompañamiento no se reduce al momento del diálogo íntimo y del sacramento, sino que se une, se integra, se empasta con todos los demás estímulos formativos e itinerarios puestos en juego. Está estrechamente unido a la acción educativa y a los ritmos de la vida cotidiana. Desde la perspectiva de Don Bosco y en su modelo, acompañante y acompañado se encuentran diariamente y de modo informal en los ambientes de acción, entablan conversaciones frecuentes, comparten momentos de trabajo y de recreo en una relación de conocimiento recíproco, con frecuencia también de intensa amistad, que prepara y dispone a la
confianza.

Y eso que Don Bosco, de forma magistral, convirtió en una forma insuperable de formación integral del joven, nos toca hoy traducir a los tiempos actuales, con los chavales que frecuentan, que acuden, que se divierten, que aprenden y viven su vida.

Muchas gracias José Luis por tus palabras, por tus indicaciones, recomendaciones, ánimos y cercana alegría que, con toda seguridad, nos hará ser mejores en el desempeño de nuestra acción.

Galería de imágenes

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies