Propuesta educativa

¿Cuál es nuestra finalidad?

El Colegio Salesiano San Vicente Ferrer, se encuentra ubicado en la ciudad de Alcoy, plaza Mossen Josep, 1, e inscrito en el registro de la Conselleria de Educación y Ciencia de Alicante, es un centro escolar privado concertado que comprende los niveles de Educación Infantil, Educación Primaria y Educación Secundaria Obligatoria. La entidad titular de este colegio es la Inspectoría Salesiana de Mª Auxiliadora,  Sociedad de San Francisco de Sales (Congregación Salesiana).

Nuestro colegio tiene como finalidad favorecer el crecimiento y la maduración integral del alumno dentro de una visión cristiana de la vida y la cultura, adoptando el proyecto educativo de Don Bosco.

Para lograr esta finalidad, el colegio necesita la convergencia en las actuaciones de todos los que colaboran en él. Por eso, nuestro Colegio orienta sus esfuerzos hacia la formación y participación de una Comunidad Educativa que sea a la vez sujeto y ambiente de educación.

¿Conoces nuestros orígenes?

Las Escuelas Salesianas tienen su origen en la misión de Don Bosco con los jóvenes de Turín en el siglo XIX. Su preocupación fue, desde el primer momento, la educación y promoción integral de los jóvenes: “buenos cristianos y honrados ciudadanos”, le gustaba decir. Su deseo por ampliar su misión es secundado al poco tiempo por María Mazzarello, que asume, comparte y enriquece el estilo de Don Bosco, fundando nuevas escuelas y actividades en favor de las jóvenes. Hoy, las Escuelas Salesianas son una realidad amplia y rica, que pretende ser fiel a la misión y al estilo educativo que sus fundadores pretendieron impulsar.

Somos una Comunidad Educativa Salesiana, que trabaja para:

– Ofrecer una educación integral a nuestros alumnos conforme a una visión cristiana de la persona, de la vida y del mundo para hacerlos mejores.

– Facilitar la formación que prepara a los alumnos para la vida y el trabajo.

– Abrir el acceso a estudios postobligatorios siguiendo el estilo y método de Don Bosco.

Queremos ser reconocidos como un Centro Educativo que:

– Pone al alumno en el centro de la acción educativa, y en ambiente de familiaridad, cuida la presencia activa de los educadores entre los alumnos.

– Hace real la participación corresponsable de todos los miembros de la Comunidad Educativa.

– Potencia la reflexión educativa para ofrecer calidad.

– Se inserta efectivamente en el entorno y se abre sin distinción de ningún tipo a todas las clases sociales.

RESPETO como norma de conducta de todos los miembros de la Comunidad Educativa.

RESPONSABILIDAD hecha profesionalidad de los educadores y trabajadores del Centro, así como implicación del alumnado en el trabajo diario.

COMPROMISO en la atención preferente a los alumnos y familias más necesitados.

FAMILIARIDAD por el trato amable y la relación afectuosa.

COHERENCIA PERSONAL de cada miembro de la Comunidad Educativa.

VISIÓN CRISTIANA de la persona, de la vida y del mundo.

COLABORACIÓN entre todos los sectores de la Comunidad Educativa.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies