E.S.O.

Educación Secundaria Obligatoria

La Educación Secundaria Obligatoria es una etapa educativa que comprende desde los 12 hasta los 16 años. Se compone de cuatro cursos en los que el alumno recibirá una educación integral, adquiriendo conceptos, hábitos actitudinales y valores que los ayude a formarse como personas autónomas.

Etapa clave de grandes cambios en muy poco tiempo, tanto físicos como psíquicos. Por ello, requiere mayor comprensión, paciencia y seguimiento siendo muy necesaria la cercanía y el acompañamiento de los padres, tutores y profesores, todos en la misma dirección, aquella que sea la mejor para el alumno.

En Secundaria fomentamos las normas de convivencia, la vestimenta, actitudes correctas en cuanto a respeto, tolerancia a sus compañeros, la empatía. Pensar que en la ESO solamente se enseñan materias estaría muy lejos de la realidad.

Al final de la etapa, el alumnado estará en disposición del título de la E.S.O., permitiéndolo acceder a estudios posteriores como el Bachillerato o a estudios profesionales (Grados Formación Profesional). También prepararles para su inserción laboral. El equipo de Secundaria de nuestro Colegio, está conformado con una plantilla especializada en las distintas áreas de la educación. Todo responde a una organización destinada a que nuestros alumnos y alumnas alcancen sus objetivos formativos:

  • Metodologías activas: como el aprendizaje cooperativo, Aprendizaje y Servicio (APS), que tienen como centro del proceso al alumnado
  • Trabajamos por una convivencia sana en el aula y en el centro escolar. Educando en libertad, con responsabilidad, dando los conocimientos necesarios, jóvenes que pasan por esta vida llenos de una alegría real. Para ello en Secundaria aplicamos el programa preventivo TEI (Tutoría entre Iguales) donde el alumno tiene que desarrollarse y sacar a relucir todas sus potencialidades y encontrar su camino, si además ayuda a otros compañeros de su etapa, pues mucho mejor. Esto es imprescindible para favorecer el proceso de aprendizaje en nuestros alumnos.
  • Enseñanzas a las distintas materias
  • Orientación vocacional y profesional durante los cuatro cursos, especialmente en los últimos.
  • Estudio, diagnóstico y seguimiento de capacidades.
  • Promovemos actividades diversas: actividades que van de lo académico a lo personal. Intercambios lingüísticos tanto en el extranjero como en nuestro propio centro, encuentros con escritores, prácticas de laboratorio, salidas culturales de carácter convivencial, teatro, campañas solidarias y voluntariado son algunas de las actividades en las que participa nuestro alumnado durante el curso.
  • Favorecemos el pensamiento crítico y la reflexión.
  • Respetamos su individualidad: desarrollando sus capacidades y potencial, diferente en cada uno de nuestros alumnos/as.
  • Atención tutorial a alumnos y familias, siempre en sintonía y continuo diálogo.
  • Trabajo organizativo y coordinado en equipo: planificación, evaluación, revisión y mejora.
  • Atención a la diversidad garantizada a través de distintas acciones: Refuerzos educativos en el
    aula por materias, Adaptaciones puntuales de nivel en cada materia en el caso de dificultades
    momentáneas, Apoyos educativos, ayuda a la integración, Atención especializad a a alumnos
    diagnosticados, con atención dentro y fuera del aula ordinaria.
  • Acción pastoral salesiana integrada en todos los momentos. Nos diferencia el Sistema Preventivo
    de nuestro fundador Don Bosco. Sistema presente en todos los ámbitos de la familia salesiana de la
    que somos un pilar muy importante: la escuela. Nuestro lema es formar «Honrados ciudadanos y buenos cristianos». Este Sistema Preventivo está presente en todas nuestras actividades educativas,
    lúdicas y extraescolares de diversas maneras:
  • La Pedagogía de la Bondad: la base del Sistema Educativo de Don Bosco radica en lo
    Preventivo, entendido como «el arte de educar en positivo», proponiendo el bien a través de vivencias adecuadas y envolventes, capaces de atraer por su nobleza y belleza. Todo ello en un
    ambiente formativo amable y respetuoso donde el alumno se sienta seguro y feliz.
  • El desarrollo de la Fe cristiana: «Educar evangelizando y evangelizar educando» para un armónico desarrollo humano y cristiano.
  • La educación en valores: como la solidaridad con los más necesitados, la honradez, la alegría y la bondad

 

Hola a todos/as

Shambala, Dragon Khan… nombres de atracciones que nos evocan sensaciones fuertes, miedo, riesgo, risas, incertidumbre,…vértigo.

Infantil y Primaria ha sido esa primera subida, lenta, impactante y con ese grado de expectación por lo que nos espera. Vamos adaptándonos a la altura, inspirando con fuerza o aguantando la respiración. Dudas, muchas dudas, no sabemos muy bien por qué nos hemos montado, pero ya estamos y no podemos bajarnos. Hay que superar esos interrogantes, la subida se acaba.

Y ahí estamos en el momento de la transición, arriba del todo, en lo más alto, el vagón se inclina hacia delante, nos sueltan…esa caída es la Educación Secundaria Obligatoria. Grandes cambios físicos y emocionales. Aceptar un cuerpo que deja de ser infantil, unos sentimientos en vaivén constante. Momento de demostrar lo que hemos aprendido, aceptar nuestras debilidades y reconocer nuestras fortalezas. Emprender nuevos retos. Crecer intelectualmente. Tener esa sensación de no saber si estás boca arriba o boca abajo. Todo se magnifica;amores,amistades, problemas… Pero el vagón no para, cada vez va a mayor velocidad, giros imposibles, vueltas rápidas y caídas vertiginosas. Eso sí siempre bien sujeto al raíl y bien protegido por el arnés de seguridad. Ahí los padres son ese raíl que les deja deslizarse, resbalar sin frenar, pero bien protegidos. Y los profesores que les damos esa seguridad para afrontar esta difícil etapa, los acompañamos sin apretar, no obstante el cinturón no se les abrirá hasta el final.

En algunos giros sentirán que se ahogan sobretodo al principio del recorrido, pero son jóvenes y con un poco de ayuda se adaptan pronto y dejan de tener los ojos cerrados para abrirlos ante lo que les queda de trayecto, como en todo hay quien tarda más, la sensación de terror es mayor, no obstante todos los abren, necesitan mirar hacia delante, aparecen las ilusiones, las ganas de hacer cosas, los sueños, en definitiva crecer. Cuatro cursos emocionantes, de sonrisas y lágrimas, de aprendizaje personal e intelectual muy profundo, de crear esas personalidades que saldrán al mundo para demostrar que no solo han aprendido contenidos y conceptos, sino que son personas que van a enriquecerlo.

Sí, a todos; alumnos, padres y profesores nos da algo de miedo esta etapa, pero haciendo frente común se supera y se llega al final del recorrido, generalmente, con una sonrisa en la cara y felices por haber terminado ese recorrido de grandes sensaciones.

Gemma Espí

Jefa de estudios de Secundaria

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies