«El mal nunca tiene la última palabra»

Por equipo de redacción Salesianos Alcoy

Don Ángel Fernández Artime, Rector Mayor de la Congregación Salesiana ha dirigido un mensaje a todos los salesianos y a la Familia Salesiana del mundo en el que expresa su desolación por el asesinato del sacerdote español Antonio César Fernández el pasado viernes 15 a manos de un grupo yihadista cerca de la frontera de Burkina Faso.

El Rector Mayor define al salesiano asesinado como “un hombre bueno y un hombre de Dios”, que pasó por la vida haciendo el bien especialmente en África, y afirma con contundencia: “a nuestro hermano Antonio César le han robado la v ida, se la han quitado sin ningún motivo”.

Luego de tener un recuerdo por los 55 años de Profesión Religiosa y 46 de sacerdote de este salesiano, don Ángel Fernández Artime invita a dar gracias al Señor por la vida del P. Antonio César Fernández y a pedirle al Padre “que ayude a esta su Humanidad y Creación a terminar con estas escaladas de violencia que sólo causan daño y muerte”.

En la última parte de su comunicado, el Rector Mayor hace una llamada a todos los salesianos a que permanezcan unidos trabajando al servicio del Pueblo de Dios y de los jóvenes más pobres. Y desde la fe en la Resurrección del Señor, afirma: “El mal nunca tiene la última palabra”.

Antes de su firma final, don Ángel Fernández expresa su cariño a la familia del salesiano, en Pozoblanco, Córdoba y también a las inspectorías de AFO (África Occidental Francófona) y María Auxiliadora, en España, “donde aprendió a amar a Don Bosco hasta vivir como él”.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies